• Equipo ILPA

Alimentos Orgánicos, ¿Beneficio verdadero o moda costosa?



ALIMENTOS ORGÁNICOS

¿Beneficio verdadero o moda costosa?


Hace algunos años la gente no conocía la diferencia entre alimentos orgánicos, integrales, dietéticos, naturales o light. Hoy los alimentos orgánicos están en boca de todos.



¿Cuál es la diferencia entre estos términos?


Un producto integral es aquél se se prepara con todas las partes del alimento como materia prima, tal es el caso de la harina integral que incluye todas las partes del grano, entregando un valor nutricional mucho mayor al consumidor. A diferencia de esto, la harina refinada separa diferentes partes del grano para finalizar en harina blanca, esto le quita muchos nutrientes vitales a la harina ya sea de trigo o de otro cereal.




Los productos dietéticos están destinados a una alimentación especial para personas con necesidades nutricionales específicas como los celíacos, quienes no pueden consumir gluten, los hipertensos que no deben consumir grandes cantidades de sodio, bebés en periodo de lactancia que requieren nutrición específica, etc.






Los productos light son aquellos en los que se ha reducido la cantidad de algunos componentes como carbohidratos, grasas o sodio.






Un producto natural es cualquier cosa a la que le quieran poner en la etiqueta “natural”… es cierto, lamentablemente este es uno de los términos más usados para engañar a los consumidores. Usted podría estar comprando un yogurt con arsénico, uno de los venenos más potentes del mundo, y sería completamente legal que en la etiqueta dijera “100% natural”.



Por otro lado orgánico es un término especial, definido en Chile por la ley Nº20.089, que crea el Sistema Nacional de Certificación de Productos Orgánicos. En Chile la ley define los productos orgánicos como aquellos provenientes de sistemas holísticos de gestión en el ámbito agrícola, pecuario o forestal que fomentan y mejoran tanto la salud del ecosistema como también la biodiversidad, los ciclos biológicos y la actividad biológica del suelo. En nuestro país el encargado de sancionar la correcta ejecución de esta ley es el Servicio Agrícola y Ganadero, SAG, quien debe velar porque no se comercialicen productos orgánicos de manera falsa, evitar fraudes en la producción y también en la comercialización.


En Chile está estrictamente definido lo que es y lo que no es orgánico, están establecidos los requisitos para la producción de alimentos orgánicos tanto vegetales, como pecuarios, apícolas, fúngicos, alimentos procesados e incluso el vino orgánico. Están establecidas las normas para etiquetar, rotular, almacenar, envasar, embalar y comercializar estos alimentos. También están legislados los insumos y los aditivos autorizados para alimentos orgánicos.


A los alimentos que cultivamos artesanalmente en nuestro patio o tienen nuestros abuelos en la parcela, les podemos llamar alimentos caseros o de campo, porque para ser orgánicos requieren pasar muchos pasos estandarizados y una certificación.



Un poco más de información respecto a los alimentos y la agricultura orgánica.



La agricultura orgánica es una forma de producción basada en el respeto a la vida, respeto a los agricultores y a los consumidores, es un sistema que elimina la dependencia de productos artificiales nocivos con el fin de producir alimentos sanos y de calidad.


En la escuela de medicina muchas veces escuché, sobre todo de profesores de ciencias básicas, la clásica crítica que dice “¿Alimento orgánico? esas son puras falacias, todos los alimentos son orgánicos, ya que todos están compuestos de carbono, hidrógeno y oxígeno…”, claro haciendo referencia a que el significado de la palabra orgánico es respecto a cualquier sustancia que se componga de estos elementos de la tabla periódica. El asunto es que pensar que esta es la única utilidad para este término es razonar de manera muy obtusa, pero es comprensible que los científicos estén alejados de las letras. Por esto es que aclararemos que el término orgánico puede referirse a más de una idea; en lingüística a estos fenómenos se les llama homonimia y polisemia. También se usan como sinónimos a orgánico los términos productos biológicos o productos ecológicos.



Continuando con la idea de los alimentos orgánicos, actualmente se trabaja por

potenciar el mercado orgánico nacional y a los pequeños productores...



Según lo descrito en el Título 1 de la Norma Técnica Chilena de Producción Orgánica, la agricultura orgánica se destaca por realizar prácticas silvo-agropecuarias que no deterioran los equilibrios naturales, favorece la fertilidad del suelo, conserva o aumenta la materia orgánica del suelo, reciclando los restos de cosecha, poda, estiércol y guano de animales entre otras prácticas. La agricultura orgánica potencia la biodiversidad, y lo más importante provee condiciones adecuadas para que los animales puedan mantener su salud y expresar su comportamiento natural, junto a que al mismo tiempo elimina el uso de productos de origen químico sintético que dañen el medio ambiente o afecten la salud humana.



Hace años esta información me llevó a pensar y a plantearme

una serie de preguntas…



En nuestro país, tal como en el resto del mundo, las compañías alimentarias que no venden productos orgánicos… ¿Acaso tienen permitido dañar el medio ambiente, enfermar a los animales y vender productos que dañan la salud humana?... la verdad es que sí, sólo las compañías que venden productos orgánicos están obligadas a respetar la salud del medio ambiente y la de los consumidores.   


¿Acaso estas normas de cuidado de la naturaleza, respeto a los animales y a la salud de los consumidores no deberían ser cumplidas por cualquier compañía que busque producir y vender alimentos?... lamentablemente no es así.


Hace más de 100 años, las mismas compañías que crearon la tecnología para llevar a cabo las 2 guerras mundiales desarrollaron las bases de la agricultura artificial. Antes de eso, toda agricultura era orgánica, el hombre no poseía más métodos que los que la naturaleza le entregaba para poder producir sus alimentos, en otras palabras, el hombre era incapaz de destruir la naturaleza. Pero luego de que los científicos más importantes del mundo se reunieron para crear e impulsar la ciencia de la química artificial en pro del poder de los países que batallaron por el control de la economía mundial, se dio inicio a la mercantilización de todo, la alimentación mediante la biotecnología, la salud humana mediante la farmacología y radiación, la educación estandarizada para generar obreros de cabeza gacha, etc.


Hoy existen agricultores dispuestos a batallar contra grandes corporaciones que les hacen la vida muy difícil, empresas internacionales que ya están cerca de acabar con la agricultura saludable de todo el planeta. Pero eso es motivo de otro artículo. De todas maneras recomendamos ver el video en YouTube “El Mundo Según Monsanto”.



Un gran ejemplo a destacar son los agricultores y las familias que se agrupan en la Ecoferia, usted podrá encontrar más información de ellos en www.ecoferia.cl, un mercado orgánico donde se respira la armonía y el respeto a la vida.


Entonces, a responder la pregunta... 



¿Beneficio verdadero o moda costosa?

Respecto al beneficio, ya tenemos claro que la misma legislación chilena establece que la agricultura orgánica es saludable no sólo para los consumidores, sino también para el planeta. Acerca del costo, efectivamente los productos orgánicos son más costosos, pero ese costo disminuye cada año en la medida que los consumidores los elegimos y permitimos que los productores puedan vender todos sus productos de manera eficiente.


Pero al momento de discutir el beneficio real de algo necesitamos evidencia científica. Existen diferentes tipos de estudios científicos que defienden la alimentación orgánica, tenemos los que demuestran beneficio directo a los consumidores y los que demuestran daño directo a quienes se relacionan con la agricultura artificial moderna, tanto personas, animales y todo el medio ambiente.



El valor nutricional superior de los alimentos orgánicos



Quiero referirme al trabajo del prestigioso Dr. Walter Crinnion, médico naturópata graduado de la Universidad de Bastyr, la universidad de medicina complementaria más prestigiosa del mundo, con experiencia en medicina naturopática desde el año 1982 y dedicado al tratamiento de enfermedades crónicas causadas por toxinas medioambientales, también profesor de postítulo en medicina ambiental. El Dr. Crinnin nos muestra en su estudio publicado en la revista Enviromental Medicine, la diferencia de los alimentos orgánicos versus los producidos con una agricultura moderna.  


En su artículo publicado el 2010 en la revista Enviromental Medicine titulado Organic Foods Contain Higher Levels of Certain Nutrients, Lower Levels of Pesticides, and May Provide Health Benefits for the Consumer, nos muestra que a pesar de que el contenido nutricional de los alimentos orgánicos es muy variable debido a que la naturaleza de por si es tremendamente variable, siempre son alimentos de mayor valor nutritivo versus los alimentos modernos producidos en una agricultura artificial.


Los niveles de nutrientes como magnesio, bioflavonoides, fenoles, carotenoides, vitamina C, hierro y fósforo son mayores, mientras que los niveles de compuestos nocivos como nitratos y pesticidas son menores. También se ha estudiado el valor nutricional de productos lácteos orgánicos y muestran mayores niveles de omega 3, incluso la leche materna de mujeres que consumen carnes y lácteos orgánicos es más rica en omega 3 que la de las mujeres que basan su dieta en productos comunes y corrientes.


Sin duda cuando consumimos estos alimentos todos los días de nuestra vida, el efecto acumulativo va notándose cada día más, ya sea un efecto acumulativo positivo o negativo, el tiempo hará su trabajo. Cuando el efecto es negativo, las consecuencias se notan en diferentes sistemas del cuerpo en cada persona.


Según mi experiencia clínica cada persona se verá afectada con mayor probabilidad en el sistema de su cuerpo donde haya más estrés; en un estudiante o ejecutivo será en su sistema nervioso, especialmente en el rendimiento mental, en un hipertenso será en el sistema cardiovascular, en un deportista en su sistema músculo esquelético y así. Porque es el sistema al que le pedimos mayor rendimiento en el que notaremos primero el efecto acumulativo de los malos hábitos.


Debemos ser muy conscientes de que la industria alimentaria moderna es muy perversa, porque nos obliga a sostener un mal hábito nutricional, poniendo a disponibilidad de las personas casi exclusivamente alimentos de menor valor nutritivo, con mayor carga de toxinas y perjudiciales para el medio ambiente… por lo menos respecto a la industria tabacalera podemos elegir no fumar, pero respecto a la alimentación ¿has notado lo difícil que es encontrar alimentos orgánicos?


Según el Departamento de Agricultura de EEUU afortunadamente el mercado de los alimentos orgánicos está desarrollándose muy rápido, pasando a ser uno de los segmentos de mayor crecimiento en Norteamérica. Depende de nosotros, los consumidores, que este crecimiento se replique en Latinoamérica. Las ventas de productos orgánicos pasaron de ser mil millones de dólares en 1990 a más de veinte mil millones de dólares en el 2010, esto es muy bueno ya que gracias a este crecimiento es que estos productos se acercan al consumidor y bajan sus precios.



Pero no debemos perder de vista que lo realmente importante es potenciar el crecimiento del mercado orgánico por parte de los pequeños productores locales, eso lleva a una industria justa y sustentable.


Elegir los alimentos de pequeños agricultores versus grandes industrias de alimentos orgánicos nos entrega productos de mayor calidad, puesto que los factores que afectan la calidad de los alimentos son:


  • Diferencias entre la calidad del suelo, el cual va a ser protegido y cuidado en cuanto más preocupación tenga cada agricultor. Sin duda un agricultor que vive y come de su propia tierra junto con su familia, la cuidará mucho más que una gran industria que puede comprar grandes cantidades de terreno.

  • Diferencias entre las habilidades de los agricultores, las que se desarrollan mucho más por interés filosófico que económico.

  • Diferencias entre la cantidad de tiempo que un suelo ha sido usado para la agricultura orgánica, la cual se consigue con tradición familiar.


La calidad de los alimentos orgánicos se alcanza en su máxima expresión con agricultores que amen su trabajo y que lo hagan por una filosofía de vida humanitaria.



Contenidos de pesticidas y tóxicos


Un pesticida es literalmente un veneno, el cual se usa para matar a los integrantes de la naturaleza que no son útiles para las compañías productoras de alimentos, estos integrantes son por ejemplo insectos y plantas consideradas maleza. Estos venenos son dañinos para el planeta y también para las personas, es por esto que quienes los rocían sobre las plantas lo hacen con trajes de protección.



Ya en el año 2000 se usaban casi 3 mil millones de kilos de pesticidas en el mundo anualmente, lo increíble es que el sistema de uso de pesticidas es tan ineficiente que sólo el 0,1% del veneno llega a la “peste”, el restante 99,9% se queda generando daño acumulativo en nuestro planeta, alimentos, animales y en nosotros los consumidores.


La agricultura orgánica no usa productos artificiales como estos venenos, y en cuanto más antiguas son las tierras usadas para cultivos orgánicos, más limpias se encontrarán.


Un estudio conducido por Curl, Fenske y Elgethun, publicado el 2003 en la revista Enviromental Health Perspective demostró que la cantidad de toxinas en el cuerpo de los niños preescolares alimentados con productos orgánicos es mucho menor, conteniendo 6 veces menos compuestos organofosforados en su orina. Este es un tipo de toxina muy conocido en la agricultura moderna y de hecho es clásico recibir pacientes intoxicados con estos compuestos en los servicios de urgencia rurales de nuestro país.


Los mismos científicos diseñaron una experiencia científica en la cual modificaron la dieta de los niños alimentados con productos derivados de agricultura moderna artificial y cambiaron sus alimentos a orgánicos.Luego de este cambio las toxinas detectadas en la orina de los niños, como el malatión y el clorpirifós, se redujeron a niveles indetectables, pero al dejar la alimentación orgánica y volver a los alimentos comunes y corrientes estas toxinas volvieron a ser detectadas en la orina de los niños.



El potencial anticancerígeno de los alimentos orgánicos



Según los investigadores Ren, Endo y Hayashi en su publicación científica "The superiority of organically cultivated vegetables to general ones regarding antimutagenic activities" publicado el año 2001 en la revista científica Mutation Research, los alimentos orgánicos tienen potencial anticancerígeno ya que tienen la capacidad de suprimir la capacidad mutagénica de muchas toxinas, incluso las peores del cigarrillo.



Algunas de las sustancias cancerígenas que pueden ser suprimidas por los alimentos orgánicos son:

  • El benzopireno, una sustancia cancerígena encontrada en el cigarrillo y el humo de los autos, algunos alimentos y otras fuentes.

  • 4-quinolina 1-oxido, una sustancia tan cancerígena que es usada incluso en laboratorio para producir cáncer en animales de investigación.


También se ha demostrado la actividad anticancerígena de los alimentos orgánicos en su capacidad de evitar la reproducción de las células de cáncer de colon HT29 y las de cáncer de mama MCF-7, esta información la puede encontrar en el trabajo científico de Olsson, Andersson y Oredsson del 2006 en la revista Journal of Agricultural and Food Chemistry.



"El daño a los agricultores"


El Dr. Emanuel Cheraskin, reconocido miembro del mundo de la medicina ortomolecular, en su artículo publicado en el Journal of Orthomolecular Medicine el año 2000, llamado Detoxification: A Must for the New Millenium, nos muestra el gran daño que provoca la agricultura química moderna, provocando alteraciones en el desarrollo cerebral y mental de los niños que consumen estos alimentos, pero generan un daño aún mayor en los niños que viven en los campos cercanos a la agricultura moderna.


A continuación veremos dibujos hechos por niños de 4 a 5 años y podremos comparar los dibujos realizados por niños nacidos y criados lejos de campos de cultivo moderno con los de niños nacidos y criados en la cercanía de tierras usadas para agricultura moderna.




Los dibujos de nuestra izquierda fueron realizados por niños alejados de la agricultura moderna y los dibujos de la derecha fueron hechos por niños nacidos y criados cerca de campos de cultivo moderno y por lo tanto expuestos a pesticidas y otras toxinas arrojadas al medio ambiente por efecto del negocio agrícola moderno. La diferencia en la calidad de las figuras humanas que realizan es notoria, dejando en evidencia el daño neurológico sufrido por la exposición constante a los pesticidas y otros tóxicos que contaminaron las tierras, agua y aire cerca de sus hogares.




Conclusiones

La alimentación orgánica es sin ninguna duda una fuente de salud y bienestar para las personas y para todo el planeta, no es una moda, la única moda es la alimentación agroquímica que se instaló con la modernidad generada por el impulso de 2 guerras mundiales y que hoy lucra y se desarrolla con nuestra desnutrición y enfermedad…es momento que esta mala moda pase de moda.


Los desafíos actuales son la baja disponibilidad de alimentos orgánicos y su relativo alto precio. Utilizo la palabra “relativo” porque realmente es mucho más costoso enfermarse que consumir alimentos orgánicos. Para remediar esto debemos trabajar como consumidores solicitando a nuestros mercados la presencia de alimentos orgánicos y elegirlos. De esta manera conseguiremos mayor disponibilidad, mejores precios y un mundo más saludable.





Referencias


Enlaces e información de interés, conozca la ley de alimentos orgánicos en detalle aquí:

  1. http://www.sag.gob.cl/sites/default/files/ley_agricultura_organica_interior.pdf

  2. https://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=246460



Artículos Científicos de Interés


  1. Crinnion. Organic Foods Contain Higher Levels of Certain Nutrients, Lower Levels of Pesticides, and May Provide Health Benefits for the Consumer. Environmental Medicine 2010; 15:4-12

  2. Curl CL, Fenske RA, Elgethun K. Organo phosphor us pesticide exposure of urban and suburban preschool children with organic and conventional diets. Environ Health Perspect 2003; 111:377-382.

  3. Olsson ME, Andersson CS, Oredsson S, et al. Antioxidant levels and inhibition of cancercell proliferation in vitro by extracts from organically and conventionally cultivated strawberries. J AgricFoodChem 2006; 54:1248-1255. 


ESCRÍBENOS A

Padre Mariano 103, Oficina 205, Providencia, Santiago, RM.

ENCUÉNTRANOS EN

LLÁMANOS AL

(+56) 2 2793 4087

© 2020 Instituto Clínico ILPA. Todos los derechos reservados.