ESCRÍBENOS A

Nueva Los Leones 0145, Oficina B, Providencia, Santiago, RM.

ENCUÉNTRANOS EN

LLÁMANOS AL

(+56) 2 2793 4087

© 2019 Instituto Clínico ILPA. Todos los derechos reservados.

DEFINICIONES IMPORTANTES

Definiciones. (Texto extraído y modificado de nuestro libro: Un libro medicinal para personas con diagnóstico de fibromialgia)

Para la mayoría de las personas el término medicina complementaria es sinónimo de medicina natural, medicina alternativa, medicina de las plantas y también estas formas de medicina habitualmente son consideradas menos competentes que la medicina convencional u oficial…

Recalcamos que en Instituto Clínico ILPA se realiza medicina integrativa en un marco de medicina libre, a esto le hemos llamado medicina libre y curativa.

En este punto inicial es necesario definir los términos medicina convencional, medicina complementaria, medicina tradicional, medicina integrativa y medicina libre y curativa.

La medicina convencional es la que conocemos en el mundo occidental, la que se desarrolla en hospitales, consultorios y clínicas. Esta medicina trabaja con una filosofía alópata, lo que significa que se basa en controlar síntomas y procesos patológicos en el cuerpo. En otras palabras: si hay fiebre se ha de bajar la fiebre con un fármaco antipirético, si hay dolor se ha de usar un analgésico para disminuir el dolor, si hay un tumor entonces se extrae el tumor. Claramente una visión muy lógica y para muchos pacientes la forma más útil de mejorar su salud.

La medicina complementaria es el término correcto para lo que muchos llaman incorrectamente medicinas alternativas y corresponde a ”un amplio dominio de recursos de sanación que incluye todos los sistemas, modalidades, prácticas de salud, teorías y creencias que los acompañan, diferentes a aquellas intrínsecas al sistema de salud políticamente dominante de una sociedad particular en un período histórico dado”. Esta es una definición de la Colaboración Cochrane, una organización sin ánimo de lucro que reúne a un grupo de investigadores de ciencias de la salud de más de 11.500 voluntarios en más de 90 países que aplican un riguroso y sistemático proceso de revisión de las intervenciones en salud. En otras palabras, la medicina complementaria corresponde a los sistemas terapéuticos diferentes a la medicina convencional. Como ejemplos de esta medicina podemos mencionar a la medicina naturopática, quiropráctica, homeopatía y otras.

La medicina tradicional, a diferencia de lo que muchos piensan, no es sinónimo de medicina convencional ya que corresponde a los sistemas terapéuticos autóctonos, más antiguos y de tradición ancestral que desarrollaron las culturas y pueblos originarios de diferentes partes del mundo, como por ejemplo: la medicina tradicional china, el ayurveda, la medicina mapuche y otras. Estos sistemas médicos normalmente cuentan con una visión muy diferente a la medicina convencional, ya que habitualmente unen la naturaleza, la vida, la salud física y espiritual en una sola visión.

A las medicinas complementaria y tradicional antiguamente se les llamó medicinas alternativas, un término insertado socialmente por lo que hoy llamamos industria de la medicina con la intención de buscar la superioridad profesional de las formas de medicina comerciales y altamente rentables por sobre otras formas de medicina.

Actualmente el término medicina alternativa se ha desechado por carecer de lógica e implicar un riesgo para los pacientes. El término alternativa indica que esta medicina se debe realizar de manera independiente de la medicina convencional, por separado y que tanto el paciente como el terapeuta deben elegir si usar la medicina convencional o la medicina alternativa, pero sin la posibilidad de unirlas.

El término alternativa es excluyente, por ejemplo si una persona quiere hace un viaje y para llegar a su destino tiene el camino oficial o convencional pero también caminos alternativos, esta persona debe elegir sólo un camino porque es físicamente imposible recorrer dos caminos al mismo tiempo.

Es por esto que en una silenciosa batalla social y profesional, ajena incluso para la mayoría de los profesionales sanitarios, quienes han trabajado por el desarrollo de formas de medicina diferentes a la impulsada por la industria de la medicina, han logrado insertar estos últimos años a nivel mundial el término medicina complementaria, un término mucho más lógico ya que implica que diferentes formas terapéuticas se pueden unir por el bienestar del paciente.

En la última década se ha impulsado el uso del término medicinas tradicionales y complementarias (MTC) para reunir en un sólo grupo a todas las formas de medicinas diferentes a la convencional.

La medicina integrativa es la unión lógica entre la medicina convencional y las medicinas tradicionales y complementarias (MTC).

La medicina libre y curativa, es la forma de medicina que se desarrolla en un marco verdaderamente ético buscando el bienestar de las personas sanas y enfermas como objetivo principal, sacando de la primera posición en la lista de prioridades al lucro y al poder. Algo verdaderamente difícil de conseguir, más complejo que cualquiera de las patologías que hemos buscado curar. Para leer más sobre el significado de la medicina curativa, su justificación y objetivos hemos preparado un artículo que puede leer haciendo clic aquí.

En Instituto Clínico ILPA trabajamos cada día para desarrollar nuestra labor mediante la medicina integrativa en un marco de medicina libre y curativa.

A diferencia de lo que la industria de la medicina nos hace pensar, según la OMS el 80% de la población mundial depende de forma exclusiva de las MTC para el manejo de su salud (1), esto nos muestra que la MTC es tremendamente usada en el mundo y por lo mismo altamente importante. Esta realidad es lógica una vez que nos damos cuenta de que existen tierras donde mujeres y hombres apenas pueden cubrir sus necesidades básicas como tener acceso a agua potable o comida diaria para los niños.

Respecto a los países desarrollados, el desarrollo de las MTC es altísimo, superando incluso la cantidad de visitas que se hacen a la medicina convencional: el 42% de los estadounidenses usan medicinas tradicionales y complementarias, en el mismo EEUU las visitas totales a profesionales de la salud de la MTC superan en cantidad a las visitas al médico y otros profesionales de atención primaria (2).

Esto nos muestra la importancia de trabajar por el desarrollo para la calidad de las medicinas tradicionales y complementarias  y para que los profesionales sanitarios partícipes de la medicina convencional logren desarrollar las habilidades y conocimientos necesarios para ser parte de la medicina integrativa. Una mejor MTC asegura una mejor medicina para el 80% de la población mundial y una oportunidad de mejor salud también para el otro 20% del planeta.

Finalmente tenemos que destacar que a pesar de todas las definiciones y términos que se han desarrollado con el tiempo, sin duda que la medicina es una sola cosa: es el arte, ciencia y filosofía de dar salud a los demás, una de las profesiones más bellas del mundo.

La salud no es sólo la ausencia de enfermedades, la salud real es el bienestar físico, mental y social, junto con el espiritual en el caso de quienes tienen fe. La única manera de poder hacer medicina de verdad es entendiendo esto, de otra forma sólo es posible tratar síntomas.

Es por esto que la medicina verdadera no sólo es la alta tecnología y entrenamiento que permite reparar una lesión dentro del cerebro de un enfermo o transplantarle el corazón a una persona. Si somos sabios y humildes, nos daremos cuenta que también es medicina el consejo tranquilizador de un sacerdote y el abrazo protector de una madre.

Referencias

 

  1. WHO. New WHO guidelines to promote proper use of alternative medicines. 22 JUNE 2004 | GENEVA
     

  2. Institute of Medicine (US) Committee on the Use of Complementary and Alternative Medicine by the American Public. Complementary and Alternative Medicine in the United States. Washington (DC): National Academies Press (US); 2005. 1, Introduction. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK83804/